Otro

¿Son peligrosas las bebidas energéticas caseras? La FDA advierte sobre los riesgos de la cafeína en polvo

¿Son peligrosas las bebidas energéticas caseras? La FDA advierte sobre los riesgos de la cafeína en polvo


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La FDA dice que su Red Bull elaborado en casa podría resultar mortal.

Si eres de los que prefiere la sacudida de una bebida energética a la llamada de atención de una taza de café por la mañana, es posible que desees prestar atención. La FDA envió recientemente cartas de advertencia a cinco productores de cafeína en polvo, alegando que el producto, cuando se mezcla con bebidas, es "potencialmente peligroso" y presenta un "riesgo significativo o irrazonable de enfermedad o lesión".

La cafeína en polvo generalmente se vende para que las personas la mezclen con agua o bebidas deportivas para hacer sus propias bebidas energéticas caseras. Sin embargo, según la FDA, solo una cucharadita de cafeína en polvo pura equivale a 28 tazas de café, y una cucharada podría provocar la muerte.

"La gente asume que algo tan peligroso no se venderá a los consumidores de esta forma", Laura MacCleery, directora de asuntos regulatorios del centro, dijo a The New York Times. “Están acostumbrados a ver etiquetas de advertencia y tapas a prueba de niños en las aspirinas. Y esto es solo una bolsa con cierre hermético ".

"No está claro por qué la etiqueta de su producto proporciona la información de que un cuarto de cucharadita de su producto es 574 miligramos, ya que esta cantidad es muy superior al tamaño de la porción que recomienda su etiqueta", escribió la FDA en una carta al polvo de cafeína. empresa SmartPowders.

Las advertencias fueron provocadas por la muerte de dos adolescentes a principios de este año, quienes murieron después de consumir demasiada cafeína en polvo.


Las bebidas energéticas alcohólicas caseras sobrevivirán a la prohibición de la FDA

Les tomó un año, y antes de que terminaran, docenas de estudiantes en tres campus universitarios se habían enfermado gravemente por la combinación tóxica de cafeína y alcohol, la mezcla estaba implicada en al menos dos muertes y cuatro estados instituyeron una fuera de la prohibición de la cerveza popular.

Pero cuando la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. Finalmente actuó el miércoles, lo hizo con un revuelo, esencialmente prohibiendo una nueva moda entre los adolescentes y la universidad y advirtiendo a cuatro fabricantes que sus bebidas energéticas alcohólicas eran ilegales. Al proporcionar potencia de fuego propia, tanto el Departamento del Tesoro como la Comisión Federal de Comercio respaldaron a la FDA, advirtiendo a las mismas empresas que la comercialización y el envío de dichos productos podrían estar sujetos a acciones legales, según una cuenta del Washington Post.

En lo que respecta a la acción del gobierno, eso es lo más definitivo posible, y al menos debería poner fin a los fabricantes gratuitos que hacen una menta con un producto que no solo es peligroso en sí mismo, sino que promueve el tipo de consumo excesivo de alcohol. eso ya es demasiado frecuente entre su público objetivo joven.

Pero, ¿evitará que los jóvenes fiesteros mezclen bebidas energéticas de alta potencia como Red Bull con alcoholes potentes como el vodka? Me temo que ese caballo ya ha salido del establo. Y de hecho, algunos bebedores, siguiendo el ejemplo de una tendencia que comenzó en los bares europeos, ya estaban mezclando sus propias bebidas alcohólicas energéticas cuando marcas de moda como Four Loko, Joose y Max aparecieron en escena. Estos productos solo hicieron que la locura fuera más accesible y, bueno, más locura, y más un objetivo legítimo de la acción del gobierno.

Y, según muchos informes, los ingredientes mezclados profesionalmente, que ascienden a hasta tres o cuatro tazas de café y tres cervezas completas en una sola lata de 23.5 onzas, a un precio asequible de alrededor de $ 2.75 y seductoramente empaquetados en colores neón, lo convirtieron en un producto más poderoso. ponche que cualquier fórmula automezclada.

Four Loko, conocida cariñosamente entre sus clientes leales como & quotblackout in a can & quot y la más notoria de las marcas por la erupción de enfermedades, embriaguez y muerte de alto perfil vinculadas a su producto, intentó adelantarse a la prohibición de la FDA adelantándola con su propio anuncio de que está eliminando la cafeína, el guaraná y la taurina de su controvertida fórmula.

"Al tomar esta acción hoy, nuevamente estamos demostrando liderazgo, cooperación y ciudadanía corporativa responsable", dijeron funcionarios de Phusion Projects, los creadores de Four Loko, en un comunicado. Pero también agregaron este quejido sin sentido:

“Hemos sostenido repetidamente, y todavía creemos, al igual que muchas personas en todo el país, que la combinación de alcohol y cafeína es segura. Si no fuera seguro, las bebidas populares como el ron y las colas o los cafés irlandeses que se han consumido de manera segura y responsable durante años se enfrentarían al mismo escrutinio al que se han enfrentado nuestros productos recientemente.

¿Cómo es eso de la racionalización delirante?

Estas bebidas difícilmente se pueden comparar con un simple ron y Coca-Cola. Y en caso de que se pregunte por qué es tan sorprendente, o por qué alguien como el fiscal general de Utah, Mark Shurtleff, uno de los 18 fiscales generales que pidió una acción de la FDA sobre las bebidas energéticas alcohólicas, las llama & quot; bebidas asesinas & quot; aquí hay una pista:

Produciendo lo que los funcionarios de la FDA describen como un & quot; borracho despierto & quot ;, los altos niveles de cafeína enmascaran los efectos del alcohol, por lo que el fiestero no sabe cuán realmente intoxicados están, hasta unas pocas latas más tarde, cuando varios bebedores han sufrió intoxicación por alcohol o participó en conductas de riesgo que llevaron a accidentes automovilísticos o agresiones. Tanto la cafeína como el alcohol también son diuréticos y promueven la deshidratación, lo que afecta la capacidad del cuerpo para metabolizar el alcohol y, por lo tanto, aumenta su toxicidad.

Es una mezcla amarga y estoy celebrando la agresiva represión del gobierno. Seguramente acabará con algunos de los rumores que rodean a estas peligrosas bebidas.

Pero tampoco nos engañemos. Muchos de los bebedores jóvenes que acudieron en masa al pasillo de bebidas para llenarse de estas bebidas "loko" no se sentirán disuadidos por su retirada de los estantes de las tiendas. Internet es un recurso poderoso, y hay muchos sitios web que ofrecen recetas fáciles de seguir para que el consumidor motivado imite estas cervezas y el efecto fácil que producen, con ingredientes ampliamente distribuidos todavía en el mercado.

Y no habrá nadie que los detenga. Porque la mezcla de alcohol con bebidas energéticas sigue siendo legal, incluso si la comercialización y venta de este brebaje ya no lo es.


Las bebidas energéticas alcohólicas caseras sobrevivirán a la prohibición de la FDA

Les tomó un año, y antes de que terminaran, docenas de estudiantes en tres campus universitarios se habían enfermado gravemente por la combinación tóxica de cafeína y alcohol, la mezcla estaba implicada en al menos dos muertes, y cuatro estados instituyeron una fuera de la prohibición de la cerveza popular.

Pero cuando la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. Finalmente actuó el miércoles, lo hizo con un revuelo, esencialmente prohibiendo una nueva moda entre los adolescentes y la universidad y advirtiendo a cuatro fabricantes que sus bebidas energéticas alcohólicas eran ilegales. Al proporcionar potencia de fuego propia, tanto el Departamento del Tesoro como la Comisión Federal de Comercio respaldaron a la FDA, advirtiendo a las mismas empresas que la comercialización y el envío de dichos productos podrían estar sujetos a acciones legales, según una cuenta del Washington Post.

En lo que respecta a la acción del gobierno, eso es lo más definitivo posible, y al menos debería poner fin a los fabricantes gratuitos que hacen una menta con un producto que no solo es peligroso en sí mismo, sino que promueve el tipo de consumo excesivo de alcohol. eso ya es demasiado frecuente entre su público objetivo joven.

Pero, ¿evitará que los jóvenes fiesteros mezclen bebidas energéticas de alta potencia como Red Bull con alcoholes potentes como el vodka? Me temo que ese caballo ya ha salido del establo. Y de hecho, algunos bebedores, siguiendo el ejemplo de una tendencia que comenzó en los bares europeos, ya estaban mezclando sus propias bebidas alcohólicas energéticas cuando marcas de moda como Four Loko, Joose y Max aparecieron en escena. Estos productos solo hicieron que la locura fuera más accesible y, bueno, más locura, y más un objetivo legítimo de la acción del gobierno.

Y, según muchos informes, los ingredientes mezclados profesionalmente, que ascienden a hasta tres o cuatro tazas de café y tres cervezas completas en una sola lata de 23.5 onzas, a un precio asequible de alrededor de $ 2.75 y seductoramente empaquetados en colores neón, lo convirtieron en un producto más poderoso. ponche que cualquier fórmula automezclada.

Four Loko, conocida cariñosamente entre sus clientes leales como & quotblackout in a can & quot y la más notoria de las marcas por la erupción de enfermedades, embriaguez y muerte de alto perfil relacionadas con su producto, intentó adelantarse a la prohibición de la FDA adelantándose con su propio anuncio de que está eliminando la cafeína, el guaraná y la taurina de su controvertida fórmula.

"Al tomar esta acción hoy, nuevamente estamos demostrando liderazgo, cooperación y ciudadanía corporativa responsable", dijeron funcionarios de Phusion Projects, los creadores de Four Loko, en un comunicado. Pero también agregaron este quejido sin sentido:

“Hemos sostenido repetidamente, y todavía creemos, al igual que muchas personas en todo el país, que la combinación de alcohol y cafeína es segura. Si no fuera seguro, las bebidas populares como el ron y las colas o los cafés irlandeses que se han consumido de manera segura y responsable durante años enfrentarían el mismo escrutinio al que se han enfrentado nuestros productos recientemente.

¿Cómo es eso de la racionalización delirante?

Estas bebidas difícilmente se pueden comparar con un simple ron y Coca-Cola. Y en caso de que se pregunte por qué es tan sorprendente, o por qué alguien como el fiscal general de Utah Mark Shurtleff, uno de los 18 fiscales generales que pidió una acción de la FDA sobre las bebidas energéticas alcohólicas, las llama & quot; bebidas asesinas & quot; aquí hay una pista:

Produciendo lo que los funcionarios de la FDA describen como un & quot; borracho despierto & quot ;, los altos niveles de cafeína enmascaran los efectos del alcohol, por lo que el fiestero no sabe cuán realmente intoxicados están, hasta unas pocas latas más tarde, cuando varios bebedores han sufrió intoxicación por alcohol o participó en conductas de riesgo que llevaron a accidentes automovilísticos o agresiones. Tanto la cafeína como el alcohol también son diuréticos y promueven la deshidratación, lo que afecta la capacidad del cuerpo para metabolizar el alcohol y, por lo tanto, aumenta su toxicidad.

Es una mezcla amarga y estoy celebrando la agresiva represión del gobierno. Seguramente acabará con algunos de los rumores que rodean a estas peligrosas bebidas.

Pero tampoco nos engañemos. Muchos de los bebedores jóvenes que acudieron en masa al pasillo de bebidas para llenarse de estas bebidas "loko" no se sentirán disuadidos por su retirada de los estantes de las tiendas. Internet es un recurso poderoso, y hay muchos sitios web que ofrecen recetas fáciles de seguir para que el consumidor motivado imite estas cervezas y el efecto fácil que producen, con ingredientes ampliamente distribuidos todavía en el mercado.

Y no habrá nadie que los detenga. Porque la mezcla de alcohol con bebidas energéticas sigue siendo legal, incluso si la comercialización y venta de este brebaje ya no lo es.


Las bebidas energéticas alcohólicas caseras sobrevivirán a la prohibición de la FDA

Les tomó un año, y antes de que terminaran, docenas de estudiantes en tres campus universitarios se habían enfermado gravemente por la combinación tóxica de cafeína y alcohol, la mezcla estaba implicada en al menos dos muertes y cuatro estados instituyeron una fuera de la prohibición de la cerveza popular.

Pero cuando la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. Finalmente actuó el miércoles, lo hizo con un revuelo, esencialmente prohibiendo una nueva moda entre los adolescentes y la universidad y advirtiendo a cuatro fabricantes que sus bebidas energéticas alcohólicas eran ilegales. Al proporcionar potencia de fuego propia, tanto el Departamento del Tesoro como la Comisión Federal de Comercio respaldaron a la FDA, advirtiendo a las mismas empresas que la comercialización y el envío de dichos productos podrían estar sujetos a acciones legales, según una cuenta del Washington Post.

En lo que respecta a la acción del gobierno, eso es lo más definitivo posible, y al menos debería poner fin a los fabricantes gratuitos que hacen una menta con un producto que no solo es peligroso en sí mismo, sino que promueve el tipo de consumo excesivo de alcohol. eso ya es demasiado frecuente entre su público objetivo joven.

Pero, ¿evitará que los jóvenes fiesteros mezclen bebidas energéticas de alta potencia como Red Bull con alcoholes potentes como el vodka? Me temo que ese caballo ya ha salido del establo. Y de hecho, algunos bebedores, siguiendo el ejemplo de una tendencia que comenzó en los bares europeos, ya estaban mezclando sus propias bebidas alcohólicas energéticas cuando marcas de moda como Four Loko, Joose y Max aparecieron en escena. Estos productos solo hicieron que la locura fuera más accesible y, bueno, más locura, y más un objetivo legítimo de la acción del gobierno.

Y, según muchos informes, los ingredientes mezclados profesionalmente, que ascienden a hasta tres o cuatro tazas de café y tres cervezas completas en una sola lata de 23.5 onzas, a un precio asequible de alrededor de $ 2.75 y seductoramente empaquetados en colores neón, hicieron que fuera más poderoso. ponche que cualquier fórmula automezclada.

Four Loko, conocida cariñosamente entre sus clientes leales como & quotblackout in a can & quot y la más notoria de las marcas por la erupción de enfermedades, embriaguez y muerte de alto perfil relacionadas con su producto, intentó adelantarse a la prohibición de la FDA adelantándose con su propio anuncio de que está eliminando la cafeína, el guaraná y la taurina de su controvertida fórmula.

"Al tomar esta acción hoy, nuevamente estamos demostrando liderazgo, cooperación y ciudadanía corporativa responsable", dijeron funcionarios de Phusion Projects, los creadores de Four Loko, en un comunicado. Pero también agregaron este quejido sin sentido:

“Hemos sostenido repetidamente, y todavía creemos, al igual que muchas personas en todo el país, que la combinación de alcohol y cafeína es segura. Si no fuera seguro, las bebidas populares como el ron y las colas o los cafés irlandeses que se han consumido de manera segura y responsable durante años enfrentarían el mismo escrutinio al que se han enfrentado nuestros productos recientemente.

¿Cómo es eso de la racionalización delirante?

Estas bebidas difícilmente se pueden comparar con un simple ron y Coca-Cola. Y en caso de que se pregunte por qué es tan sorprendente, o por qué alguien como el fiscal general de Utah Mark Shurtleff, uno de los 18 fiscales generales que pidió una acción de la FDA sobre las bebidas energéticas alcohólicas, las llama & quot; bebidas asesinas & quot; aquí hay una pista:

Produciendo lo que los funcionarios de la FDA describen como un & quot; borracho despierto & quot ;, los altos niveles de cafeína enmascaran los efectos del alcohol, por lo que el fiestero no sabe cuán realmente intoxicados están, hasta unas pocas latas más tarde, cuando varios bebedores han sufrió intoxicación por alcohol o participó en conductas de riesgo que llevaron a accidentes automovilísticos o agresiones. Tanto la cafeína como el alcohol también son diuréticos y promueven la deshidratación, lo que afecta la capacidad del cuerpo para metabolizar el alcohol y, por lo tanto, aumenta su toxicidad.

Es una mezcla amarga y estoy celebrando la agresiva represión del gobierno. Seguramente acabará con algunos de los rumores que rodean a estas peligrosas bebidas.

Pero tampoco nos engañemos. Muchos de los bebedores jóvenes que acudieron en masa al pasillo de bebidas para llenarse de estas bebidas "loko" no se sentirán disuadidos por su retirada de los estantes de las tiendas. Internet es un recurso poderoso, y hay muchos sitios web que ofrecen recetas fáciles de seguir para que el consumidor motivado imite estas cervezas y el efecto fácil que producen, con ingredientes ampliamente distribuidos todavía en el mercado.

Y no habrá nadie que los detenga. Porque la mezcla de alcohol con bebidas energéticas sigue siendo legal, incluso si la comercialización y venta de tal mezcla ya no lo es.


Las bebidas energéticas alcohólicas caseras sobrevivirán a la prohibición de la FDA

Les tomó un año, y antes de que terminaran, docenas de estudiantes en tres campus universitarios se habían enfermado gravemente por la combinación tóxica de cafeína y alcohol, la mezcla estaba implicada en al menos dos muertes, y cuatro estados instituyeron una fuera de la prohibición de la cerveza popular.

Pero cuando la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. Finalmente actuó el miércoles, lo hizo con un revuelo, esencialmente prohibiendo una nueva moda entre los adolescentes y la universidad y advirtiendo a cuatro fabricantes que sus bebidas energéticas alcohólicas eran ilegales. Al proporcionar potencia de fuego propia, tanto el Departamento del Tesoro como la Comisión Federal de Comercio respaldaron a la FDA, advirtiendo a las mismas empresas que la comercialización y el envío de dichos productos podrían estar sujetos a acciones legales, según una cuenta del Washington Post.

En lo que respecta a la acción del gobierno, eso es lo más definitivo posible, y al menos debería poner fin a los fabricantes gratuitos que hacen una menta con un producto que no solo es peligroso en sí mismo, sino que promueve el tipo de consumo excesivo de alcohol. eso ya es demasiado frecuente entre su público objetivo joven.

Pero, ¿evitará que los jóvenes fiesteros mezclen bebidas energéticas de alta potencia como Red Bull con alcoholes potentes como el vodka? Me temo que ese caballo ya ha salido del establo. Y de hecho, algunos bebedores, siguiendo el ejemplo de una tendencia que comenzó en los bares europeos, ya estaban mezclando sus propias bebidas alcohólicas energéticas cuando marcas de moda como Four Loko, Joose y Max aparecieron en escena. Estos productos solo hicieron que la locura fuera más accesible y, bueno, más locura, y más un objetivo legítimo de la acción del gobierno.

Y, según muchos informes, los ingredientes mezclados profesionalmente, que ascienden a hasta tres o cuatro tazas de café y tres cervezas completas en una sola lata de 23.5 onzas, a un precio asequible de alrededor de $ 2.75 y seductoramente empaquetados en colores neón, hicieron que fuera más poderoso. ponche que cualquier fórmula automezclada.

Four Loko, conocida cariñosamente entre sus clientes leales como & quotblackout in a can & quot y la más notoria de las marcas por la erupción de enfermedades, embriaguez y muerte de alto perfil vinculadas a su producto, intentó adelantarse a la prohibición de la FDA adelantándola con su propio anuncio de que está eliminando la cafeína, el guaraná y la taurina de su controvertida fórmula.

"Al tomar esta acción hoy, nuevamente estamos demostrando liderazgo, cooperación y ciudadanía corporativa responsable", dijeron funcionarios de Phusion Projects, los creadores de Four Loko, en un comunicado. Pero también agregaron este quejido sin sentido:

“Hemos sostenido repetidamente, y todavía creemos, al igual que muchas personas en todo el país, que la combinación de alcohol y cafeína es segura. Si no fuera seguro, las bebidas populares como el ron y las colas o los cafés irlandeses que se han consumido de manera segura y responsable durante años enfrentarían el mismo escrutinio al que se han enfrentado nuestros productos recientemente.

¿Cómo es eso de la racionalización delirante?

Estas bebidas difícilmente pueden compararse con un simple ron y Coca-Cola. Y en caso de que se pregunte por qué es tan sorprendente, o por qué alguien como el fiscal general de Utah, Mark Shurtleff, uno de los 18 fiscales generales que pidió una acción de la FDA sobre las bebidas energéticas alcohólicas, las llama & quot; bebidas asesinas & quot; aquí hay una pista:

Produciendo lo que los funcionarios de la FDA describen como un & quot; borracho despierto & quot ;, los altos niveles de cafeína enmascaran los efectos del alcohol, por lo que el fiestero no sabe cuán realmente intoxicados están, hasta unas pocas latas más tarde, cuando varios bebedores han sufrió intoxicación por alcohol o participó en conductas de riesgo que llevaron a accidentes automovilísticos o agresiones. Tanto la cafeína como el alcohol también son diuréticos y promueven la deshidratación, lo que afecta la capacidad del cuerpo para metabolizar el alcohol y, por lo tanto, aumenta su toxicidad.

Es una mezcla amarga y estoy celebrando la agresiva represión del gobierno. Seguramente acabará con algunos de los rumores que rodean a estas peligrosas bebidas.

Pero tampoco nos engañemos. Muchos de los bebedores jóvenes que acudieron en masa al pasillo de bebidas para llenarse de estas bebidas "loko" no se sentirán disuadidos por su retirada de los estantes de las tiendas. Internet es un recurso poderoso, y hay muchos sitios web que ofrecen recetas fáciles de seguir para que el consumidor motivado imite estas cervezas y el efecto fácil que producen, con ingredientes ampliamente distribuidos todavía en el mercado.

Y no habrá nadie que los detenga. Porque la mezcla de alcohol con bebidas energéticas sigue siendo legal, incluso si la comercialización y venta de tal mezcla ya no lo es.


Las bebidas energéticas alcohólicas caseras sobrevivirán a la prohibición de la FDA

Les tomó un año, y antes de que terminaran, docenas de estudiantes en tres campus universitarios se habían enfermado gravemente por la combinación tóxica de cafeína y alcohol, la mezcla estaba implicada en al menos dos muertes y cuatro estados instituyeron una fuera de la prohibición de la cerveza popular.

Pero cuando la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. Finalmente actuó el miércoles, lo hizo con un revuelo, esencialmente prohibiendo una nueva moda entre los adolescentes y la universidad y advirtiendo a cuatro fabricantes que sus bebidas energéticas alcohólicas eran ilegales. Al proporcionar potencia de fuego propia, tanto el Departamento del Tesoro como la Comisión Federal de Comercio respaldaron a la FDA, advirtiendo a las mismas empresas que la comercialización y el envío de dichos productos podrían estar sujetos a acciones legales, según una cuenta del Washington Post.

En lo que respecta a la acción del gobierno, eso es lo más definitivo posible, y al menos debería poner fin a los fabricantes gratuitos que hacen una menta con un producto que no solo es peligroso en sí mismo, sino que promueve el tipo de consumo excesivo de alcohol. eso ya es demasiado frecuente entre su público objetivo joven.

Pero, ¿evitará que los jóvenes fiesteros mezclen bebidas energéticas de alta potencia como Red Bull con alcoholes potentes como el vodka? Me temo que ese caballo ya ha salido del establo. Y de hecho, algunos bebedores, siguiendo el ejemplo de una tendencia que comenzó en los bares europeos, ya estaban mezclando sus propias bebidas alcohólicas energéticas cuando marcas de moda como Four Loko, Joose y Max aparecieron en escena. Estos productos solo hicieron que la locura fuera más accesible y, bueno, más locura, y más un objetivo legítimo de la acción del gobierno.

Y, según muchos informes, los ingredientes mezclados profesionalmente, que ascienden a hasta tres o cuatro tazas de café y tres cervezas completas en una sola lata de 23.5 onzas, a un precio asequible de alrededor de $ 2.75 y seductoramente empaquetados en colores neón, lo convirtieron en un producto más poderoso. ponche que cualquier fórmula automezclada.

Four Loko, conocida cariñosamente entre sus clientes leales como & quotblackout in a can & quot y la más notoria de las marcas por la erupción de enfermedades, embriaguez y muerte de alto perfil vinculadas a su producto, intentó adelantarse a la prohibición de la FDA adelantándola con su propio anuncio de que está eliminando la cafeína, el guaraná y la taurina de su controvertida fórmula.

"Al tomar esta acción hoy, nuevamente estamos demostrando liderazgo, cooperación y ciudadanía corporativa responsable", dijeron funcionarios de Phusion Projects, los creadores de Four Loko, en un comunicado. Pero también agregaron este quejido sin sentido:

“Hemos sostenido repetidamente, y todavía creemos, al igual que muchas personas en todo el país, que la combinación de alcohol y cafeína es segura. Si no fuera seguro, las bebidas populares como el ron y las colas o los cafés irlandeses que se han consumido de manera segura y responsable durante años enfrentarían el mismo escrutinio al que se han enfrentado nuestros productos recientemente.

¿Cómo es eso de la racionalización delirante?

Estas bebidas difícilmente pueden compararse con un simple ron y Coca-Cola. Y en caso de que se pregunte por qué es tan sorprendente, o por qué alguien como el fiscal general de Utah, Mark Shurtleff, uno de los 18 fiscales generales que pidió una acción de la FDA sobre las bebidas energéticas alcohólicas, las llama & quot; bebidas asesinas & quot; aquí hay una pista:

Produciendo lo que los funcionarios de la FDA describen como un & quot; borracho despierto & quot ;, los altos niveles de cafeína enmascaran los efectos del alcohol, por lo que el fiestero no sabe cuán realmente intoxicados están, hasta unas pocas latas más tarde, cuando varios bebedores han sufrió intoxicación por alcohol o participó en conductas de riesgo que llevaron a accidentes automovilísticos o agresiones. Tanto la cafeína como el alcohol también son diuréticos y promueven la deshidratación, lo que afecta la capacidad del cuerpo para metabolizar el alcohol y, por lo tanto, aumenta su toxicidad.

Es una mezcla amarga y estoy celebrando la agresiva represión del gobierno. Seguramente acabará con algunos de los rumores que rodean a estas peligrosas bebidas.

Pero tampoco nos engañemos. Muchos de los bebedores jóvenes que acudieron en masa al pasillo de bebidas para llenarse de estas bebidas "loko" no se sentirán disuadidos por su retirada de los estantes de las tiendas. Internet es un recurso poderoso, y hay muchos sitios web que ofrecen recetas fáciles de seguir para que el consumidor motivado imite estas cervezas y el efecto fácil que producen, con ingredientes ampliamente distribuidos aún en el mercado.

Y no habrá nadie que los detenga. Porque la mezcla de alcohol con bebidas energéticas sigue siendo legal, incluso si la comercialización y venta de tal mezcla ya no lo es.


Las bebidas energéticas alcohólicas caseras sobrevivirán a la prohibición de la FDA

Les tomó un año, y antes de que terminaran, docenas de estudiantes en tres campus universitarios se habían enfermado gravemente por la combinación tóxica de cafeína y alcohol, la mezcla estaba implicada en al menos dos muertes y cuatro estados instituyeron una fuera de la prohibición de la cerveza popular.

Pero cuando la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. Finalmente actuó el miércoles, lo hizo con un revuelo, esencialmente prohibiendo una nueva moda entre los adolescentes y la universidad y advirtiendo a cuatro fabricantes que sus bebidas energéticas alcohólicas eran ilegales. Al proporcionar potencia de fuego propia, tanto el Departamento del Tesoro como la Comisión Federal de Comercio respaldaron a la FDA, advirtiendo a las mismas empresas que la comercialización y el envío de dichos productos podrían estar sujetos a acciones legales, según una cuenta del Washington Post.

En lo que respecta a la acción del gobierno, eso es lo más definitivo posible, y al menos debería poner fin a los fabricantes gratuitos que hacen una menta con un producto que no solo es peligroso en sí mismo, sino que promueve el tipo de consumo excesivo de alcohol. eso ya es demasiado frecuente entre su público objetivo joven.

Pero, ¿evitará que los jóvenes fiesteros mezclen bebidas energéticas de alta potencia como Red Bull con alcoholes potentes como el vodka? Me temo que ese caballo ya ha salido del establo. Y de hecho, algunos bebedores, siguiendo el ejemplo de una tendencia que comenzó en los bares europeos, ya estaban mezclando sus propias bebidas alcohólicas energéticas cuando marcas de moda como Four Loko, Joose y Max aparecieron en escena. Estos productos solo hicieron que la locura fuera más accesible y, bueno, más locura, y más un objetivo legítimo de la acción del gobierno.

Y, según muchos informes, los ingredientes mezclados profesionalmente, que ascienden a hasta tres o cuatro tazas de café y tres cervezas completas en una sola lata de 23.5 onzas, a un precio asequible de alrededor de $ 2.75 y seductoramente empaquetados en colores neón, hicieron que fuera más poderoso. ponche que cualquier fórmula automezclada.

Four Loko, conocida cariñosamente entre sus clientes leales como & quotblackout in a can & quot y la más notoria de las marcas por la erupción de enfermedades, embriaguez y muerte de alto perfil vinculadas a su producto, intentó adelantarse a la prohibición de la FDA adelantándola con su propio anuncio de que está eliminando la cafeína, el guaraná y la taurina de su controvertida fórmula.

"Al tomar esta acción hoy, nuevamente estamos demostrando liderazgo, cooperación y ciudadanía corporativa responsable", dijeron funcionarios de Phusion Projects, los creadores de Four Loko, en un comunicado. Pero también agregaron este quejido sin sentido:

“Hemos sostenido repetidamente, y todavía creemos, al igual que muchas personas en todo el país, que la combinación de alcohol y cafeína es segura. Si no fuera seguro, las bebidas populares como el ron y las colas o los cafés irlandeses que se han consumido de manera segura y responsable durante años enfrentarían el mismo escrutinio al que se han enfrentado nuestros productos recientemente.

¿Cómo es eso de la racionalización delirante?

Estas bebidas difícilmente pueden compararse con un simple ron y Coca-Cola. Y en caso de que se pregunte por qué es tan sorprendente, o por qué alguien como el fiscal general de Utah Mark Shurtleff, uno de los 18 fiscales generales que pidió una acción de la FDA sobre las bebidas energéticas alcohólicas, las llama & quot; bebidas asesinas & quot; aquí hay una pista:

Produciendo lo que los funcionarios de la FDA describen como un & quot; borracho despierto & quot ;, los altos niveles de cafeína enmascaran los efectos del alcohol, por lo que el fiestero no sabe cuán realmente intoxicados están, hasta unas pocas latas más tarde, cuando varios bebedores han sufrió intoxicación por alcohol o participó en conductas de riesgo que llevaron a accidentes automovilísticos o agresiones. Tanto la cafeína como el alcohol también son diuréticos y promueven la deshidratación, lo que afecta la capacidad del cuerpo para metabolizar el alcohol y, por lo tanto, aumenta su toxicidad.

Es una mezcla amarga y estoy celebrando la agresiva represión del gobierno. Seguramente acabará con algunos de los rumores que rodean a estas peligrosas bebidas.

Pero tampoco nos engañemos. Muchos de los bebedores jóvenes que acudieron en masa al pasillo de bebidas para llenarse de estas bebidas "loko" no se sentirán disuadidos por su retirada de los estantes de las tiendas. Internet es un recurso poderoso, y hay muchos sitios web que ofrecen recetas fáciles de seguir para que el consumidor motivado imite estas cervezas y el efecto fácil que producen, con ingredientes ampliamente distribuidos aún en el mercado.

Y no habrá nadie que los detenga. Porque la mezcla de alcohol con bebidas energéticas sigue siendo legal, incluso si la comercialización y venta de este brebaje ya no lo es.


Las bebidas energéticas alcohólicas caseras sobrevivirán a la prohibición de la FDA

Les tomó un año, y antes de que terminaran, docenas de estudiantes en tres campus universitarios se habían enfermado gravemente por la combinación tóxica de cafeína y alcohol, la mezcla estaba implicada en al menos dos muertes, y cuatro estados instituyeron una fuera de la prohibición de la cerveza popular.

Pero cuando la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. Finalmente actuó el miércoles, lo hizo con un revuelo, esencialmente prohibiendo una nueva moda entre los adolescentes y la universidad y advirtiendo a cuatro fabricantes que sus bebidas energéticas alcohólicas eran ilegales. Al proporcionar potencia de fuego propia, tanto el Departamento del Tesoro como la Comisión Federal de Comercio respaldaron a la FDA, advirtiendo a las mismas empresas que la comercialización y el envío de dichos productos podrían estar sujetos a acciones legales, según una cuenta del Washington Post.

En lo que respecta a la acción del gobierno, eso es lo más definitivo posible, y al menos debería poner fin a los fabricantes gratuitos que hacen una menta con un producto que no solo es peligroso en sí mismo, sino que promueve el tipo de consumo excesivo de alcohol. eso ya es demasiado frecuente entre su público objetivo joven.

But will it stop young partiers from mixing high-powered energy drinks like Red Bull with potent alcohols like vodka? I'm afraid that horse is already out of the barn. And in fact, some drinkers, taking a cue from a trend that started in European bars, were already mixing their own alcoholic energy drinks when fashionable labels like Four Loko, Joose and Max hit the scene. These products only made the craze more accessible and, well, more of a craze — and more of a legitimate target of government action.

And by many accounts, the professionally mixed ingredients — amounting to as much as three or four cups of coffee and three full beers in a single 23.5-ounce can, affordably priced at around $2.75 and seductively packaged in neon colors — made for a more powerful punch than any self-mixed formulas.

Four Loko, known affectionately among its loyal customers as "blackout in a can" and the most notorious of the brands for the high-profile rash of illnesses, drunkenness and death linked to its product, tried to get ahead of the FDA ban by preempting it with its own announcement that it is removing the caffeine, guarana and taurine from its controversial formula.

"By taking this action today, we are again demonstrating leadership, cooperation and responsible corporate citizenship," officials with Phusion Projects, the makers of Four Loko, said in a statement. But they also added this nonsensical whine:

"We have repeatedly contended — and still believe, as do many people throughout the country — that the combination of alcohol and caffeine is safe. If it were unsafe, popular drinks like rum and colas or Irish coffees that have been consumed safely and responsibly for years would face the same scrutiny that our products have recently faced."

How's that for delusional rationalization?

These drinks can hardly be compared to a simple rum and Coke. And in case you wondered why it's such a knock-out, or why someone like Utah Attorney General Mark Shurtleff — one of 18 attorneys general who called for FDA action on alcoholic energy drinks — calls them "killer drinks," here's a clue:

Producing what FDA officials describe as a "wide-awake drunk," the high levels of caffeine mask the effects of the alcohol, so the partier doesn't know how truly intoxicated they are, until a few cans later, when a number of drinkers have suffered alcohol poisoning or engaged in risky behavior that led to car accidents or assaults. Both caffeine and alcohol also are diuretics and promote dehydration, impairing the body's ability to metabolize the alcohol and thereby increasing its toxicity.

It's a sour mixture, and I'm celebrating the government's aggressive crackdown. It will surely kill some of the buzz around these dangerous drinks.

But let's not kid ourselves, either. Many of the young drinkers who flocked to the beverage aisle for their fill of these "loko" beverages will not be deterred by their removal from store shelves. The Internet is a powerful resource, and there are plenty of websites that offer easy-to-follow recipes for the motivated consumer to mimic these brews, and the easy high they produced, with widely distributed ingredients still on the market.

And there will be no one to stop them. Because mixing alcohol with energy drinks is still legal, even if marketing and selling such a concoction no longer is.


Homemade alcoholic energy drinks will survive FDA ban

It took them a year, and before they were done, dozens of students at three college campuses had fallen seriously ill from the toxic combination of caffeine and alcohol, the mixture was being implicated in at least two deaths, and four states instituted a full-out ban of the popular brew.

But when the U.S. Food and Drug Administration finally acted on Wednesday, it did so with a splash, essentially banning a new craze among the teen and college binge-drinking set and warning four manufacturers that their alcoholic energy drinks were illegal. Providing firepower of their own, both the Treasury Department and the Federal Trade Commission backed up the FDA, warning the same companies that marketing and shipping such products could be subject to legal action, according to a Washington Post account.

As far as government action goes, that's as definitive as it gets, and it should at least put an overdue end to gratuitous manufacturers making a mint off a product that is not just dangerous in and of itself, but that promotes the kind of binge drinking that is already all too prevalent among their young target audience.

But will it stop young partiers from mixing high-powered energy drinks like Red Bull with potent alcohols like vodka? I'm afraid that horse is already out of the barn. And in fact, some drinkers, taking a cue from a trend that started in European bars, were already mixing their own alcoholic energy drinks when fashionable labels like Four Loko, Joose and Max hit the scene. These products only made the craze more accessible and, well, more of a craze — and more of a legitimate target of government action.

And by many accounts, the professionally mixed ingredients — amounting to as much as three or four cups of coffee and three full beers in a single 23.5-ounce can, affordably priced at around $2.75 and seductively packaged in neon colors — made for a more powerful punch than any self-mixed formulas.

Four Loko, known affectionately among its loyal customers as "blackout in a can" and the most notorious of the brands for the high-profile rash of illnesses, drunkenness and death linked to its product, tried to get ahead of the FDA ban by preempting it with its own announcement that it is removing the caffeine, guarana and taurine from its controversial formula.

"By taking this action today, we are again demonstrating leadership, cooperation and responsible corporate citizenship," officials with Phusion Projects, the makers of Four Loko, said in a statement. But they also added this nonsensical whine:

"We have repeatedly contended — and still believe, as do many people throughout the country — that the combination of alcohol and caffeine is safe. If it were unsafe, popular drinks like rum and colas or Irish coffees that have been consumed safely and responsibly for years would face the same scrutiny that our products have recently faced."

How's that for delusional rationalization?

These drinks can hardly be compared to a simple rum and Coke. And in case you wondered why it's such a knock-out, or why someone like Utah Attorney General Mark Shurtleff — one of 18 attorneys general who called for FDA action on alcoholic energy drinks — calls them "killer drinks," here's a clue:

Producing what FDA officials describe as a "wide-awake drunk," the high levels of caffeine mask the effects of the alcohol, so the partier doesn't know how truly intoxicated they are, until a few cans later, when a number of drinkers have suffered alcohol poisoning or engaged in risky behavior that led to car accidents or assaults. Both caffeine and alcohol also are diuretics and promote dehydration, impairing the body's ability to metabolize the alcohol and thereby increasing its toxicity.

It's a sour mixture, and I'm celebrating the government's aggressive crackdown. It will surely kill some of the buzz around these dangerous drinks.

But let's not kid ourselves, either. Many of the young drinkers who flocked to the beverage aisle for their fill of these "loko" beverages will not be deterred by their removal from store shelves. The Internet is a powerful resource, and there are plenty of websites that offer easy-to-follow recipes for the motivated consumer to mimic these brews, and the easy high they produced, with widely distributed ingredients still on the market.

And there will be no one to stop them. Because mixing alcohol with energy drinks is still legal, even if marketing and selling such a concoction no longer is.


Homemade alcoholic energy drinks will survive FDA ban

It took them a year, and before they were done, dozens of students at three college campuses had fallen seriously ill from the toxic combination of caffeine and alcohol, the mixture was being implicated in at least two deaths, and four states instituted a full-out ban of the popular brew.

But when the U.S. Food and Drug Administration finally acted on Wednesday, it did so with a splash, essentially banning a new craze among the teen and college binge-drinking set and warning four manufacturers that their alcoholic energy drinks were illegal. Providing firepower of their own, both the Treasury Department and the Federal Trade Commission backed up the FDA, warning the same companies that marketing and shipping such products could be subject to legal action, according to a Washington Post account.

As far as government action goes, that's as definitive as it gets, and it should at least put an overdue end to gratuitous manufacturers making a mint off a product that is not just dangerous in and of itself, but that promotes the kind of binge drinking that is already all too prevalent among their young target audience.

But will it stop young partiers from mixing high-powered energy drinks like Red Bull with potent alcohols like vodka? I'm afraid that horse is already out of the barn. And in fact, some drinkers, taking a cue from a trend that started in European bars, were already mixing their own alcoholic energy drinks when fashionable labels like Four Loko, Joose and Max hit the scene. These products only made the craze more accessible and, well, more of a craze — and more of a legitimate target of government action.

And by many accounts, the professionally mixed ingredients — amounting to as much as three or four cups of coffee and three full beers in a single 23.5-ounce can, affordably priced at around $2.75 and seductively packaged in neon colors — made for a more powerful punch than any self-mixed formulas.

Four Loko, known affectionately among its loyal customers as "blackout in a can" and the most notorious of the brands for the high-profile rash of illnesses, drunkenness and death linked to its product, tried to get ahead of the FDA ban by preempting it with its own announcement that it is removing the caffeine, guarana and taurine from its controversial formula.

"By taking this action today, we are again demonstrating leadership, cooperation and responsible corporate citizenship," officials with Phusion Projects, the makers of Four Loko, said in a statement. But they also added this nonsensical whine:

"We have repeatedly contended — and still believe, as do many people throughout the country — that the combination of alcohol and caffeine is safe. If it were unsafe, popular drinks like rum and colas or Irish coffees that have been consumed safely and responsibly for years would face the same scrutiny that our products have recently faced."

How's that for delusional rationalization?

These drinks can hardly be compared to a simple rum and Coke. And in case you wondered why it's such a knock-out, or why someone like Utah Attorney General Mark Shurtleff — one of 18 attorneys general who called for FDA action on alcoholic energy drinks — calls them "killer drinks," here's a clue:

Producing what FDA officials describe as a "wide-awake drunk," the high levels of caffeine mask the effects of the alcohol, so the partier doesn't know how truly intoxicated they are, until a few cans later, when a number of drinkers have suffered alcohol poisoning or engaged in risky behavior that led to car accidents or assaults. Both caffeine and alcohol also are diuretics and promote dehydration, impairing the body's ability to metabolize the alcohol and thereby increasing its toxicity.

It's a sour mixture, and I'm celebrating the government's aggressive crackdown. It will surely kill some of the buzz around these dangerous drinks.

But let's not kid ourselves, either. Many of the young drinkers who flocked to the beverage aisle for their fill of these "loko" beverages will not be deterred by their removal from store shelves. The Internet is a powerful resource, and there are plenty of websites that offer easy-to-follow recipes for the motivated consumer to mimic these brews, and the easy high they produced, with widely distributed ingredients still on the market.

And there will be no one to stop them. Because mixing alcohol with energy drinks is still legal, even if marketing and selling such a concoction no longer is.


Homemade alcoholic energy drinks will survive FDA ban

It took them a year, and before they were done, dozens of students at three college campuses had fallen seriously ill from the toxic combination of caffeine and alcohol, the mixture was being implicated in at least two deaths, and four states instituted a full-out ban of the popular brew.

But when the U.S. Food and Drug Administration finally acted on Wednesday, it did so with a splash, essentially banning a new craze among the teen and college binge-drinking set and warning four manufacturers that their alcoholic energy drinks were illegal. Providing firepower of their own, both the Treasury Department and the Federal Trade Commission backed up the FDA, warning the same companies that marketing and shipping such products could be subject to legal action, according to a Washington Post account.

As far as government action goes, that's as definitive as it gets, and it should at least put an overdue end to gratuitous manufacturers making a mint off a product that is not just dangerous in and of itself, but that promotes the kind of binge drinking that is already all too prevalent among their young target audience.

But will it stop young partiers from mixing high-powered energy drinks like Red Bull with potent alcohols like vodka? I'm afraid that horse is already out of the barn. And in fact, some drinkers, taking a cue from a trend that started in European bars, were already mixing their own alcoholic energy drinks when fashionable labels like Four Loko, Joose and Max hit the scene. These products only made the craze more accessible and, well, more of a craze — and more of a legitimate target of government action.

And by many accounts, the professionally mixed ingredients — amounting to as much as three or four cups of coffee and three full beers in a single 23.5-ounce can, affordably priced at around $2.75 and seductively packaged in neon colors — made for a more powerful punch than any self-mixed formulas.

Four Loko, known affectionately among its loyal customers as "blackout in a can" and the most notorious of the brands for the high-profile rash of illnesses, drunkenness and death linked to its product, tried to get ahead of the FDA ban by preempting it with its own announcement that it is removing the caffeine, guarana and taurine from its controversial formula.

"By taking this action today, we are again demonstrating leadership, cooperation and responsible corporate citizenship," officials with Phusion Projects, the makers of Four Loko, said in a statement. But they also added this nonsensical whine:

"We have repeatedly contended — and still believe, as do many people throughout the country — that the combination of alcohol and caffeine is safe. If it were unsafe, popular drinks like rum and colas or Irish coffees that have been consumed safely and responsibly for years would face the same scrutiny that our products have recently faced."

How's that for delusional rationalization?

These drinks can hardly be compared to a simple rum and Coke. And in case you wondered why it's such a knock-out, or why someone like Utah Attorney General Mark Shurtleff — one of 18 attorneys general who called for FDA action on alcoholic energy drinks — calls them "killer drinks," here's a clue:

Producing what FDA officials describe as a "wide-awake drunk," the high levels of caffeine mask the effects of the alcohol, so the partier doesn't know how truly intoxicated they are, until a few cans later, when a number of drinkers have suffered alcohol poisoning or engaged in risky behavior that led to car accidents or assaults. Both caffeine and alcohol also are diuretics and promote dehydration, impairing the body's ability to metabolize the alcohol and thereby increasing its toxicity.

It's a sour mixture, and I'm celebrating the government's aggressive crackdown. It will surely kill some of the buzz around these dangerous drinks.

But let's not kid ourselves, either. Many of the young drinkers who flocked to the beverage aisle for their fill of these "loko" beverages will not be deterred by their removal from store shelves. The Internet is a powerful resource, and there are plenty of websites that offer easy-to-follow recipes for the motivated consumer to mimic these brews, and the easy high they produced, with widely distributed ingredients still on the market.

And there will be no one to stop them. Because mixing alcohol with energy drinks is still legal, even if marketing and selling such a concoction no longer is.



Comentarios:

  1. Geremia

    ¡Relax!

  2. Arashishakar

    Sí, el tiempo de respuesta es importante

  3. Gushicage

    Perdón por intervenir, pero no podrías dar un poco más de información.

  4. Tiernan

    Esta muy buena frase, por cierto, está apareciendo ahora mismo



Escribe un mensaje